Me siguen!!!!!! GRACIAS!!!

NO !!! A LAS MINAS A CIELO ABIERTO

NO !!! A LAS MINAS A CIELO ABIERTO
NO A LA CONTAMINACION DE LA CORDILLERA DE LOS ANDES

jueves, 9 de diciembre de 2010

VOLVI

VOLVI.
.
.
  • Estuve en Chile. El país de mis mayores. Como es eso? ... muy fácil: Mis ancestros vivieron en la América profunda. Desciendo del cacique Caupolicán, de las cuales una de sus ramas de su descendencia habitó el territorio del actual país hermano de Chile, luego el Cacique Coliqueo, boroga y de la zona del Arauco, sus capitanejos (entre los cuales se encontraba don Ramón, mi "abuelo en el tiempo" ) y su gente cruzaron la cordillera de los Andes y llegaron primero al sur de Argentina y luego por alianzas y peleas con otros caciques se afincaron finalmente en la provincia de Buenos Aires.

-

  • Me debía este viaje. Quería conocer las tradiciones, "oler" el aire y la tierra que pisaron mis ancestros. Ver la tierra que ellos alguna vez dejaron, entre lágrimas, recuerdos y promesas de volver a ver sus seres queridos.

-

  • Por la mañana de hoy, recorro mi barrio para ver que nuevas hay en los negocios. Escucho a una adolescente que le dice a su madre: "no me gusta y no discutamos, vamos.." se referían a la compra de un árbol de navidad.

-

-

-

Es la blogger!!!! aunque no lo parezca, enfundada en una capa por la intensa lluvia, en la región de los lagos, Peulla - Chile

-

  • Solo dos familias realizamos el cruce desde Argentina a Chile, por la región de los lagos. En inglés y castellano, por los altavoces del barco se indicaba: "por favor la familia belga y los González no descender del barco, para hacer el cruce andino".... todo el pasaje saludaba a la blogger, no por ser famosa, sino porque integraba "los González" !!!

-

  • Un grupo de viajeros realizaba el cruce desde Chile hacia Argentina. Me encontré con ellos en la frontera. Me llamó la atención que los guías indicaban por los altavoces, a fin de facilitar la tarea de la aduana: " por favor pasajeros españoles y la señora andaluza presentarse en ventanilla nro. 2, gracias " . O bien: "pasajeros españoles y la señora andaluza dirigirse al bus, gracias". Quise saber el porque. Resulta que la señora andaluza no quería que se le dijera que era española, que integraba un grupo español. Había tenido algún cruce de palabras con los guías, entonces, con buen criterio optaron por llamarla "señora andaluza"!!

-

  • Desciende de un barco bajo una torrencial lluvia una señora con unos ojos intensamente celestes. Protegía con un paraguas su coqueto sombrero de gasa color gris, con flores de organza al tono. Se abrigaba con un saco largo tejido con rayas de colores, de su brazo colgaba una cartera dorada y calzaba unas zapatillas blancas con tacos dorados. Comento con mi amorcito sobre el atuendo de la señora, que parecía salida de una película o bien venía de una fiesta. Una señora me mira y me comenta: "American".... la blogger quedó muda. No por el susto sino porque la señora que me hizo el comentario no hablaba castellano, pero se ve que lo entendía a la perfección!!

-

  • Conocí a Don Silvio, en su campo. Un ser maravilloso intelectualmente. Con él pude hablar con los árboles, sin que me tomaran por loca. Juntos nos abrazamos a los árboles del bosque sumergido, para sentir las distintas temperaturas. Con él aprendí que el arrayan siempre es frío al tacto, ya que regula la temperatura del bosque. Con él conocí un helecho cuya hoja está formada por una sola capa de células, por lo tanto es casi transparente y a pesar de ser tan frágil, indica la "salud" del bosque. Con él coincidimos que no se debe hablar a los gritos, si con un susurro nos podemos entender, y Don Silvio me comentaba que ese principio ya lo conocían los romanos. En otra oportunidad le voy a dedicar un post a este médico veterinario, que hace lo que le gusta en un lugar que coincidimos es el paraíso.

.

  • Salgo a caminar a la tardenoche, para disfrutar del último día de vacaciones, y mirar el cielo azul, azul del anochecer. Me encuentro con la misma señora que a la mañana intentaba comprar un árbol de navidad. Esta vez recorría comercios tratando de saber como poner el árbol de navidad. Una vendedora con una paciencia increíble le explicaba que se consiga una maceta, le ponga piedras y arena e introduzca el árbol. La señora la miraba con ojos grandes incrédulos y tratando de entender que le estaban diciendo.... En ese momento pensé en las jarras de agua pura de deshielo con hojitas de menta con las que me agasajó Don Silvio, en Chile...

.

6 comentarios:

Fernando dijo...

Querida Alma, bienvenida. Viajar siempre es una maravilla, y si encima uno se lo debe a si mismo, por ser la tierra de los antepasados, mucho más.

Me hizo gracia la impertinencia de la señora andaluza. Habría comprendido bien la escena si fuera catalana o vasca, pero me choca en una andaluza: si ellos, que son lo más typical de España, no quieren ser englobados con los españoles, ¿qué será de nosotros?

Sí, hay que tener cuidado con lo que uno dice: por muy anglosajón que sea el otro, es posible que entienda bien el castellano, a lo mejor vive en Florida o en California.

Oye, Alma, ¿qué es el "bosque sumergido"?

Bienvenida, una vez más.

La Gata Coqueta dijo...

Mi querida amiga; te felicito por este hermoso viaje por el recuerdo de tus ancestros.
Por lo que te he leído lo has pasado en grande recorriendo bellos paisajes y rememorando aquellas cosas que tu abuelo te contaba y en estos días lo has hecho posible.

Es como volver a tomar vida donde han quedado las últimas raices de tus amados parientes que poseyeron parte de aquellas tierras y hoy es solo la brisa la que te habla de sus sentires olvidados en la colina de la vida, esperando que pasases a recogerlos para guardarlos en una cajita de plata para siempre en tu corazón...

Un beso y un abrazo del color del humo en las noches estivales.

María del Carmen

hna. josefina dijo...

Me encantó todo lo que contás.
¡Gracias!

Carmela dijo...

Que bueno tu viaje!
Y qué grato reencontrarse con las raíces!
Un recorrido motivado por el llamado de la sangre.
Tu misma emoción siento yo cuando vuelvo a mi España, especialmente al pueblo donde nací y recorro sus rincones , respiro su aire y detengo la mirada en sus montes añorando a mis seres ausentes.
Emotivo post!
Un sentido homenaje a los orígenes que son el sello inconfundible que nos acompaña a lo largo de nuestros andares.
Me ha emocionado tu narrativa.

Fernando dijo...

Querida Alma, muchas gracias por la aclaración, ya lo entendí bien. Las fotos me parecieron estupendas, comprendo bien que te maravillara todo tanto.

¿Estuviste en Santiago de Chile? ¿Te asomaste al Oceano Pacífico?

Esperamos un post sobre la Navidad en tu barrio y en tu ciudad, ¿verdad?

Hasta pronto.

La Gata Coqueta dijo...

Te visito con una enorme alegría que quiero compartir contigo; al ser abiertas de nuevo las puertas de La gata coqueta, que ha estado descansando por un tiempo bastante considerable, por motivos que te iré contando con el devenir de próximas entradas.

Parto de la base, que he sido dada de alta hace dos meses, tras una ardua recuperación no concluida, acaecida por un periodo hospitalario bastante largo y muy complejo por la cantidad de intervenciones realizadas, pasando la decena.
Esto no tiene en absoluto que ver con la entrada anterior. Lo puntualizo nuevamente para que no se vuelvan a suceder errores de interpretación, al no ser yo la protagonista del periodo que ha vivido la amiga Fracesca...

Ya que la mía ha sido una patología totalmente diferente.

En el blog de La gata coqueta te he dejado una poinsettia, flor de Pascua de bellas y frondosas hojas rojas, con una felicitación para compartir estos días tan entrañables contigo, aquellos que guardan tantos recuerdos y deseos en nuestro haber. Me gustaría que te agradase y disfrutaras teniéndola en tu poder tanto como yo cuando la he decorado con palabras.

Por ser el día que es, me he extendido en demasiá pero se que me vas a disculpar verdad...?

Un beso y un hasta pronto!!

Te espero para que sigan fluyendo nuestros lazos en unión de la amistad.

María del Carmen